Desde esta medianoche, la mayoría de las petroleras aplicaron una suba del 27% en el valor de sus combustibles.

Se trata del primer aumento del año, tras haber registrado fuertes incrementos en diciembre, en el marco de la devaluación del peso y el descongelamiento de precios. La cadena YPF fue la última en aplicar las subas, que se empezaron a ver esta mañana en las carteleras de precios.

Según fuentes del sector, la Nafta Super en las estaciones de YPF en la comarca quedó en $642 y la Infinia -la versión premium- llegó a $793. El litro de Diesel, por su parte, trepa ahora a $806 y la Infinia Diesel $969.