La ola de violencia y la sucesión de hechos delictivos en el barrio Otaño, tiene como consecuencia una serie de incendios por lo general intencionales, en las viviendas de aquellas personas que de alguna manera están involucradas en estos actos de violencia.

En tal sentido, Ernesto Karstan segundo jefe y vocero del Cuartel de Bomberos Voluntarios de Plaza Huincul, dijo «el día domingo aproximadamente a las 13 horas, tuvimos un siniestro en la calle Juan Otaño al final, lugar al que ya habíamos concurrido en varias oportunidades. Ésta fue la tercera vez que fuimos a trabajar al mismo sector y en primera instancia la dotación que llegó al lugar, ya se encontró con un incendio generalizado en una vivienda de dos ambientes.

Luego, a la zona llegaron otras dotaciones que habíamos requerido para el enfriamiento de la estructura».
Al momento de hablar de las complicaciones que enfrentan los bomberos en este tipo de hechos que tienen su costado policial, Karstan indicó «gracias a Dios pudimos trabajar en un ambiente tranquilo, sin violencia contra el personal aunque de todas formas, ya coordinamos con el director de Seguridad Interior Roberto Bello, para que en esta zona solamente trabajemos en conjunto con ellos, de tal modo que nos garanticen la seguridad de todos nuestros bomberos.

Lamentablemente cuando el personal sufre agresiones, son personas generalmente mayores de edad las que ejercen violencia y por esta razón solo trabajaremos con presencia policial en el lugar».
Escuchá la nota completa aquí