Vecino reclama por destratos que sufrió en Picun Leufu

Posted on octubre 19, 2020, 12:20 pm

Un vecino de Cutral Co hizo pública una complicada situación que lo tiene como protagonista luego que su madre falleciera consecuencia de coronavirus.

Se trata de Néstor “Poni” San Martin, quien en dialogo con el móvil de esta radio comentó que su madre residía en la localidad de Picun Leufu. Desde allí fue trasladada en críticas condiciones de salud al hospital de la comarca donde cuatro días después falleció. Esto ocurrió el pasado 8 de octubre.

“El miércoles yo viaje con todos los permisos necesarios a la ciudad de Picun para ordenar y buscar las cosas que quedaron en la casa de mi madre. ¿Qué pasó? Ese día los vecinos más allegados de mi madre se acercaron a dar las condolencias y traspasaron el portón de entrada. Por esta situación, otros vecinos denunciaron que estaba recibiendo visitas”. Esto motivo la presencia de policía y referentes de los controles en la localidad.

Terminadas las primeras tareas previstas para realizar dentro de la vivienda, San Martin regresó a Cutral Co con la intención de retornar a Picun en los próximos días para culminar con el orden necesario. Pero este segundo intento de ingresar al pueblo se vio trunco ya que se emitió una orden de prohibirle la entrada. “Yo me volví y después me enteré por otros familiares que no se me permitió el ingreso por el inconveniente que se generó con los vecinos que ese día se acercaron a saludar. Pero lo peor es que no me dejaron pasar aduciendo que soy de una ciudad con contagios comunitarios” explicó

Luego refirió que el trato recibido por parte de quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones en esa localidad es como “si uno fuera a llevarles el virus. Yo conozco los protocolos, me cuido”. San Martin consideró contradictorio el hecho que se mande a aislamiento a personas que se acercaron a él por ser oriundo de Cutral Co cuando la madre llego a la comarca en estado grave contagiada en Picun.

Mi reflexión es “acá hay gente de Picun que viene, va, entra, sale y nadie les dice nada. ¿Por qué somos tan permisivos nosotros?”.