A 37 años del Hundimiento del General Belgrano el relato en primera persona de Julio

Posted on mayo 02, 2019, 8:32 pm

Julio Domínguez tenía 19 años cuando participó de la Guerra de las Malvinas y estaba a bordo del General Belgrano cuando se hundió por el ataque Inglés.

El 2 de mayo en el conflicto por las Islas Malvinas se produjo el ataque al Crucero ARA “General Belgrano”  que fue torpedeado y hundido por un submarino británico Conqueror.

El ataque se produjo fuera del área de exclusión establecida por el gobierno británico alrededor de las islas. La entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher, fue ampliamente cuestionada.

A 37 años del hundimiento por ataque inglés en el que murieron 323 tripulantes FM Fuego habló con Julio Domínguez, que estaba a bordo del General Belgrano y manifestó que desde el 2 de abril ya empiezan a recordar con tristeza lo que fue el conflicto por Malvinas, “nos cambió la vida teníamos 18 y 19 años cuando éramos conscriptos y nos tocó madurar en 48 horas”.

Julio recordó que al momento del impacto estaba en lo que era “La Cantina”, pero que en ese momento estaba lleno de camas porque se había superado la capacidad de personas, “yo había entregado mi guardia y en el momento del impacto me agarró en la cantina, se habían sacado las mesas y se pusieron camas porque había más gente. “La cantina estaba en una de las partes más altas. Estaba la cubierta principal, abajo la cantina, un piso más abajo el comedor y un piso más abajo es donde dieron los torpedos”.

El ex combatiente siguió con su historia y relató que “fue un momento de un sacudón fuerte, se cortó la luz, al compañero que estaba al lado mío en la cama no lo vi más, se prendió fuego el taller de electricidad y no se veía nada, solo fuego”.  Julio agregó que después del impacto lo que se buscaba era tratar de salir a cubierta por lo que llegó desabrigado a la superficie y debió buscar ropa en un pañol por las bajas temperaturas.

Mientras el crucero se hundía se trataba de ayudar a los quemados y esperar para abordar las balsas a las que cada uno tenía asignada, “ a los pocos minutos el crucero estaba 45 % , a mi me tocó la balsa del lado más alto y era peligroso porque había petróleo por todos lados. Una vez arriba la balsa pegaba contra el barco y no podíamos salir. Cuando se termina de acostar el barco una ola nos deja arriba”.

El ex combatiente dijo que fue testigo directo del suceso, “lo vimos hundirse a 50 metros, el mismo viento y oleaje nos sacó  de esa zona donde estaba el barco.

Julio indicó que con el correr de los años se toma más conciencia de lo que le pasó a los soldados de 18 y 19 años que fueron casi sin preparación a la guerra. Con varios ex combatientes recorrieron escuelas contando lo sucedido, “ gracias a eso y la difusión se ha tomado conciencia de lo que se vivió”.

Además aseguró que se trató muy mal al ex combatiente “al principio fue muy malo, yo conseguí trabajo estable recién en el 94’, 12 años después porque nombrabas Malvinas y te decían que eras un loquito”.