Desde el PO apuntan a Pereyra por los trabajadores muertos

Posted on noviembre 02, 2018, 8:38 pm

Pablo Giachello apunto contra Pereyra por las muertes en el ambiente petrolero, “el régimen laboral petrolero es criminal y Pereyra es cómplice”.

El asesor sindical de la Agrupación Obreros del Petróleo y dirigente del Partido Obrero, Pablo Giachello, se refirió a la muerte del obrero petrolero Mauricio Segura en día de ayer y a las declaraciones del dirigente sindical Guillermo Pereyra.

Al respecto señaló  “la muerte de Mauricio Segura es la quinta, no la cuarta, muerte obrera en la industria petrolera en lo que va del año. Se pasa por alto la muerte en febrero de un operario de Ensign, en el área Agua Salada, operada por Tecpetrol”.

El asesor aseguró que hay desidia de las empresas que ahorran en seguridad y también existen pocos controles, “Este enorme crecimiento de la inseguridad laboral, es la consecuencia de la desinversión de las empresas en seguridad e higiene. Las empresas utilizan fierros fatigados, evadiendo las inspecciones y certificaciones, para ahorrar costos. Las empresas de servicios especiales no hacen las pruebas de hermeticidad previa a la intervención del pozo, porque no quieren perder tiempo para poder meter más fracturas. La prioridad de las empresas es abaratar costos, la seguridad y la vida del obrero no les importa”.

Giachello manifestó que los accidentes también se deben a la precarización laboral permitida por el Sindicato,  “al mismo tiempo, los accidentes y las muertes obreras son responsabilidad de la creciente precarización laboral, que agota física y psíquicamente a los trabajadores. La reducción de las dotaciones de operarios, el montaje y desmontaje nocturno, la multiplicación de la producción por día, los diagramas que se extienden hasta 14 días en el campo, etc, son expresión de esa precarización laboral”.

Sobre el dirigente petrolero afirmó, “las declaraciones de Pereyra son una canallada. No es el ‘exceso de confianza de los compañeros’ lo que da lugar a la inseguridad laboral, es la presión de las operadoras para maximizar la producción lo que empuja a los compañeros a realizar maniobras inseguras”.

Prosiguió “Pereyra y Astrada firmaron la ‘paz social’ en la industria a cambio de un plus salarial que no llegará a cubrir el aumento de la inflación de este año. Y firmaron un  “blindaje” para que el gremio no se pliegue a los paros nacionales. Han atado de pies y manos a los obreros para que no realicen ninguna medida de fuerza, ni siquiera para pelear en defensa de sus vidas ante la creciente inseguridad laboral”.

 

Giachello concluyó al confirmar “la solución es que en cada empresa se elijan comisiones obreras de seguridad e higiene con poder de paralización de maniobra. E impulsar la luchar para que caiga la flexibilización laboral (incluida la adenda al CCT) y por el cambio de diagrama, pero no el 6×3