Sele Vera se toma un tiempo de los escenarios

Posted on junio 16, 2021, 7:24 pm

La cantante del momento no soportó la exposición y el bullying virtual y decidió parar.

Selena Vera es de Bariloche, provincia de Río Negro y desde hace tres meses ganó relevancia por las presentaciones que hace con el grupo Sele Vera y Los Pampas y por los videos que se viralizaron.

Su voz dulce y las reversiones de canciones románticas  de otros géneros pasadas al folclore hicieron que gane mucho terreno en las redes sociales.

En Cutral Co levantó muchos admiradores y admiradoras y como cada vez que alguien gana popularidad también, ganó detractores, o como se los denomina en internet Haters (que son personas que están en contra de algo solo porque sí).

Además se popularizaron videos y memes a favor de la cantante de solo 18 años y muchos internautas la conocieron primero por estos archivos.

Finalmente luego de un corto periodo de popularidad, la cantante que tiene 32 mil seguidores en Instagram y 100 mil en Facebook, anunció en una de sus historias que iba a dejar de cantar por un tiempo y explicó que quedó sobrepasada  por la situación.

“En mi caso llegué a mi límite, estoy en un momento dónde todo me estresa, todo me enoja, todo me molesta  y todo me lastima arrancó con su respuesta a un seguidor Selena.

Además afirmó estar acomplejada por el “hate” innecesario que recibe “cada crítica, cada cometario, cada persona diciéndome cosas tan horribles me duele. Mi vida personal no es un cuento de hadas, mi mente no está tan fuerte para aguantar tantas basureadas”.

La cantante opinó que debe existir menos odio y más apoyo a los artistas que arrancan “Si quieren un consejo, aplaudan al nene que está aprendiendo a tocar la guitarra, o el que está empezando a cantar sin vergüenza, apoyen a sus novios /as, a sus amigos y denles mucha fuerza”.

Además dijo que volverá con energías renovada por lo que no abandona la música por completo.

Que una joven de solo 18 años de la Patagonia, en donde todo cuesta el doble, deje la música por el odio  de internautas y trolls que se esconden detrás de un teclado para arrojar su ácido en las redes sociales, es un gran llamado de atención. Son miles los ejemplos que terminan mal por cuestiones como estas.